• en
  • es

Ensalada de verduras braseadas

Ensalsada de verduras braseadas

Dejame que te cuente qué lleva esta ensalada para que puedas hacerte una idea de lo que estamos hablando: láminas de calabacín y espárragos marcados a la parrilla, sobre una base de brotes verdes (o lechugas variadas, o rúcula, a tu elección), con tomates secos y queso de cabra desmigado. Todo ello rociado con un poco de aceite de albahaca que prepararemos para la ocasión. Suena delicioso ¿verdad? Pues créeme, está tan rico como suena.

Una ensalada perfecta para ocasiones especiales. Sirvela en una fuente plana (en la que puedan verse bien todos los ingredientes) y tendrás efecto wow garantizado entre tus invitados.

Esta receta está inspirada en una de Yotam Ottolengui, un chef de origen Palestino que vive y da de comer en Londres. Si vas por allí no dejes de pasarte por cualquiera de sus casas de comida, son toda una experiencia para ñampazampas, una auténtica fiesta para los sentidos. Me declaro fan de su visión de la cocina, abundante y poco elaborada, donde importa más el sabor que las formas.

El único inconveniente de esta receta es que te tienes que organizar con un poco de tiempo para preparar las verduras antes del montaje. La buena noticia es que puedes dejarlas preparadas con antelación, y conservarlas en fiambreras separadas en el frigorífico hasta el momento de montar la ensalada: los tomates los puedes prepara el día anterior. El calabacín, los espárragos y el aceite de albahaca, 4 ó 5 horas antes. Luego es sólo montar y servir.

Bueno, ya está bien de cháchara ¡manos a la obra!

step by step

Observaciones

  • Para cortar las láminas de calabacín te recomiendo que uses una mandolina. Es la mejor manera de darles un grosor homogéneo y la más rápida. Si no tienes mandolina ve pensando en hacerte con una,  si la tienes a mano la usarás más a menudo de lo que piensas.
  • Si no te gusta el queso de cabra lo puedes sustituir por queso feta.
  • La receta original utiliza los tomates secos en el horno que aprendimos a hacer en esta entrada, pero en caso de urgencia los puedes sustituir por tomates secos en conserva (de los que vienen en aceite).
Ensalada de verduras braseadas
 
Autor:
Porciones: 4-6 comensales
Ingredientes
Para la ensalada:
  • 300 g de tomates secos en el horno
  • 45 ml de aceite de oliva
  • 24 espárragos verdes (puedes usar espárragos congelados)
  • 2 calabacines
  • 150 g de queso de cabra (se puede sustituir por queso feta)
  • 100 g de lechugas variadas (se puede sustituir por 25 g de rúcula). Puedes añadir más o menos lechugas a tu elección.
  • sal y pimienta
Para el aceite de albahaca:
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo picado
  • 25 g de hojas de albahaca
  • 1 pellizco de sal
  • ¼ cucharadita de pimienta negra
Elaboración
  1. Si no has preparado los tomates secos con antelación, ponlos a hornear siguiendo esta receta (se preparan en 5 minutos pero necesitarás entre 50 min y una hora de horneado)
  2. Pon agua a hervir en una olla mediana. Prepara los espárragos desechando la parte dura del final del tallo. Cuando el agua esté hirviendo, blanquea los espárragos sumergiéndolos en el agua hirviendo durante 4 minutos. Retira del agua caliente e inmediatamente sumérgelos en agua fría para interrumpir la cocción. Si usas espárragos congelados, blanquea sólo durante 2 minutos, no es necesario descongelarlos previamente.
  3. Escurre bien el agua y transfiere los espárragos a un bol. Añade 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml), sal y pimienta, mezcla bien y reserva.
  4. Corta los calabacines en láminas muy finas usando una mandolina (ver foto arriba). Mezcla con 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml), sal y pimienta. Reserva.
  5. Pon una sartén grill a fuego fuerte (ver foto arriba) durante unos minutos. Es importante que alcance una temperatura elevada. Pasa por el grill las láminas de calabacín y los espárragos, durante 1 minuto aprox por cada lado, procurando que queden las rallas bien marcadas. Retira y deja enfriar.
Aceite de albahaca:
  1. Introduce todos los ingredientes del aceite en el vaso de tu batidora y tritura hasta que quede una salsa suave. En función de como sea tu batidora, quizás tengas que doblar las cantidades para que las cuchillas trituren bien. Lo que sobre lo puedes usar en otras ensaladas.
Montaje:
  1. En una fuente plana dispón una base de lechugas (o brotes verdes, o rúcula, a tu elección). Sobre las mismas alterna las láminas de calabacín, los espárragos y los tomates (las verduras deberían estar frías o a temperatura ambiente). Añade el queso desmigado. Procura que se vean todos los ingredientes. Rocía por encima el aceite de albahaca (la cantidad que te apetezca) y sirve.
 

 

13
3

3 Comments

  1. CHARO 26 marzo, 2013 Reply

    otra receta maravillosa, desde luego que estamos mal acostumbrados, menudos platos nos ofreces siempre

  2. susana-torremolinos 28 marzo, 2013 Reply

    Qué preciosa foto! Si las rayas del calabacín parecen pintadas! Me comería ahora mismo el plato de la foto!!!
    Besos
    Susana

  3. Vanesa CG 6 abril, 2013 Reply

    Está riquisima, yo la he hecho pero sin queso ya que no puedo tomar lácteos y le puse unas semillas de sésamo por encima. Quedó espectacular.

Deja un comentario