• en
  • es

Sopa Minestrone

Si eres como yo de los que piensa que el mejor invento de la humanidad no fue la rueda, sino la cuchara, entonces vas a disfrutar mucho de esta receta. 😉

Porque además de ser una riquísima sopa con mucha verdurita, se prepara en apenas treinta minutos. Así que es perfecta para estas noches de febrero en las que llegamos tarde del trabajo. Hazme caso, los 20 minutos que dura su cocción es el tiempo que tardas en darte una ducha y plantarte el pijama. Y no hay día duro que se resista a una sopita caliente ¿o no?

Con estos ingredientes obtendrás sopa para 6 personas (si vas a acompañarla de un segundo) o  para 4 si la sirves como plato único. Yo siempre preparo la receta completa, y evito poner los fideos del final. Luego paso la sopa que vamos a consumir en el momento a una cacerola y ahí hiervo los fideos para los platos que voy a servir. De esta manera la sopa que sobra la puedes tomar al día siguiente (se conserva bien un par de días) añadiendo los fideos cuando la calientas.

ALGUNAS OBSERVACIONES

  • Si no tienes a mano verduras frescas, puedes usar congeladas (o un mix de frescas y congeladas). Yo por ejemplo suelo usar judias verdes congeladas (previamente descongeladas) porque siempre me da pereza quitar los “hilitos” de las judías frescas. Ni que decir tiene que mejora muchísimo el sabor usar sólo verduras frescas… las congeladas son solo para emergencias.
  • Si te gustan las sopas más ligeras añade más agua (procurando no sobrepasar los dos litros que caben en el vaso de la máquina) y no uses los fideos del final, ya que la pasta suele absorver el caldo.
  • Si hay algún tipo de verdura que no te guste, puedes por supuesto no ponerla. A mi por ejemplo, no me gustan los guisantes en la sopa, así que nunca los pongo (por eso los marco como opcionales).

SOPA MINESTRONE

INGREDIENTES

  • 150 g cebolla
  • 100 g de judias verdes
  • 150 g de calabacín (sin pelar)
  • 100 g de zanahorias
  • 150 g de puerros
  • 75 g de apio en rama
  • 2 dientes de ajo
  • 60 g de aceite de oliva virgen extra (andaluz, a ser posible)
  • 250 g de patatas
  • 75 g de guisantes (opcional)
  • 100 g alubias blancas cocidas (en conserva)
  • 75 g de fideos
  • 1 cucharadita de sal
  • Queso parmesano rallado para acompañar (opcional)

ELABORACION

  1. Lavamos e introducimos las verduras  cortadas en trozos (menos las patatas, los guisantes y las alubias blancas. Programamos 4 segundos, velocidad 4. (Si te gusta más picado, puedes programar un par de segundos adicionales, pero no las piques demasiado, te gustará encontrarte trocitos que puedas identificar en tu sopa).
  2. Añadimos el aceite en el vaso y programamos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.
  3. Corta las patatas en dados y agrégalas al vaso, junto con los guisantes y las alubias. Cubre todo con agua (yo suelo poner unos 650 g más o menos) y programa 20 minutos, 100 º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Cuando termine comprueba que las verduras han quedado bien cocidas (a tu gusto) y si no fuera así programa tres o cuatro minutos más a la misma temperatura y velocidad.
  4. Programa el tiempo que marque el paquete según el tipo de fideo que vayas a usar (yo uso fideos finos, con 3 minutos de cocción), 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Rectifica de sal si fuera necesario.
  5. Sirvelo en platos soperos o cuencos. Puedes poner por encima unas lascas de queso parmesano o un poco de queso rallado (opcional).

4 Comments

  1. Patricia 27 febrero, 2011 Reply

    Hoy para comer ”sopa minestrone”.
    Pasate, y me dices algo :¬)
    rizosdeorodorados.blogspot.com

    • Author
      manulechef 6 marzo, 2011 Reply

      Gracias por pasarte Patricia. Y bienvenida a la blogosfera 🙂

  2. Roberto 5 marzo, 2011 Reply

    Está buenísima! Y eso que no soy mucho de verduras!
    Como diría mi abuela!!! Alimenta y encima está RIQUISIMAAAAA!

    • Author
      manulechef 6 marzo, 2011 Reply

      Totalmente de acuerdo con tu abuela :-))
      Efectivamente, es una sopa rica en fibra por todas las verduritas que lleva, y que además está deliciosa.
      Además es una de esas recetitas rápidas que le arreglan a uno el día. Un básico en cualquier recetario 🙂

Deja un comentario